Skip to Main Content

Información de Coronavirus del Miembro

Lo que debe saber sobre la COVID-19

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es una nueva enfermedad que causa una afección respiratoria y puede propagarse de una persona a otra. Las personas de todas las edades pueden contagiarse. Los adultos mayores y las personas con afecciones médicas preexistentes, como asma, diabetes y enfermedad cardíaca, pueden tener más probabilidades de enfermarse gravemente si se contagian.

Coronavirus y síntomas

La COVID-19 es una enfermedad respiratoria causada por un nuevo virus llamado coronavirus, que se ha convertido en una emergencia de salud pública. La cantidad de casos sigue aumentando a nivel nacional y mundial.

Los síntomas del coronavirus incluyen síntomas respiratorios leves a graves. Los síntomas incluyen fiebre, tos, falta de aire y enfermedad de las vías respiratorias inferiores. La COVID-19 puede ser contagiosa antes de que una persona comience a tener síntomas.

La influenza (gripe), una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la influenza (tipo A y tipo B), tiene mucha actividad en los Estados Unidos en los meses de otoño/invierno. Todas las personas mayores de 6 meses deben darse una vacuna antigripal todos los años.

Si ha estado expuesto o comienza a tener síntomas del virus o de gripe, comuníquese con su proveedor de atención médica o con el departamento de salud de inmediato.

Todos debemos cumplir un papel en la protección de nuestras comunidades y familias contra la propagación del coronavirus. Es similar a otros virus contagiosos. También puede seguir estos consejos para prevenir la infección:

  • Lávese bien las manos con frecuencia. Use agua y jabón por, al menos, 20 segundos.
  • Use un desinfectante para manos a base de alcohol (debe contener, al menos, un 60% de alcohol).
  • Use un protector/una mascarilla para el rostro cuando esté en público o cerca de otras personas que no vivan en su casa, si no está vacunado con el esquema completo.
  • Cúbrase la boca al toser o estornudar, tosiendo/estornudando en el codo.
  • Deseche de inmediato los pañuelos en un cesto de basura después de usarlos.
  • Limpie bien las superficies públicas.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Evite los apretones de manos.
  • Evite tener contacto estrecho con personas enfermas.
  • Dese la vacuna antigripal todos los años.

Su cobertura de atención médica

Sí. Cubriremos el costo de las pruebas, exámenes de detección, visitas médicas asociadas o tratamiento de COVID-19 que sean médicamente necesarios cuando un proveedor de atención médica con licencia indique las pruebas diagnósticas, los servicios de examen de detección médica o el tratamiento o haga derivaciones a estos. Si corresponde, la participación en el copago, coseguro o deducible de su plan no aplicaría a las pruebas de diagnóstico, servicios de examen de detección médica o tratamiento de COVID-19 que sean médicamente necesarios.

No. No requerimos autorización previa, certificación previa, notificación previa ni protocolos de terapia escalonada para pruebas de diagnóstico, servicios médicos de detección ni tratamiento de COVID-19 que sean médicamente necesarios cuando un proveedor de atención médica con licencia indique servicios médicamente necesarios o haga derivaciones a estos.

Las pruebas de diagnóstico, los servicios médicos de detección o el tratamiento de COVID-19 que sean médicamente necesarios y la visita al médico relacionada estarán cubiertos cuando se indiquen, se hagan derivaciones a estos o se brinden en los siguientes lugares dentro de la red:

  • Consultorio de un médico/profesional
  • Laboratorio independiente/centro de diagnóstico   
  • Centro de atención de urgencia
  • Departamento de Emergencias

¿No está seguro de si ha estado expuesto a la COVID-19 o si tiene riesgo de contagiarse? Programe una visita de atención virtual con un proveedor. Es una buena opción de atención que no es de urgencia para limitar la potencial exposición en un consultorio médico u otro centro de atención médica. 

No. Cubriremos sin costo para usted las pruebas de diagnóstico, los servicios médicos de detección o el tratamiento de COVID-19 que sean médicamente necesarios, cuando un proveedor de atención médica con licencia los indique o haga derivaciones a estos. Si corresponde, la participación en el copago, coseguro o deducible de su plan no se aplicaría a las pruebas de diagnóstico, servicios médicos de detección o tratamiento de la COVID-19 que sean médicamente necesarios, junto con la visita al médico relacionada.

Cualquier tratamiento que sea médicamente necesario relacionado con la COVID-19 se consideraría un beneficio cubierto. Estamos comprometidos con asegurar el acceso a servicios de tratamiento de la COVID-19 de acuerdo con la ley federal y estatal.

Sí, los miembros pueden resurtir las recetas antes de la fecha de resurtido.

Actualmente existe una vacuna que le brinda la oportunidad de protegerse tanto a usted mismo como a sus seres queridos de contraer COVID-19 en el futuro. Algunas vacunas contra la COVID-19 constan de dos dosis con un intervalo de unas semanas entre cada una de ellas. Recibirá una tarjeta de recordatorio de vacunación contra la COVID-19 que lo ayudará a llevar un registro de qué vacuna recibe y cuándo debe recibir una segunda dosis, si es necesario. Si recibe una vacuna que requiere dos dosis, es importante que reciba las dos.

La vacuna se está administrando a diferentes poblaciones de forma escalonada. Cuando pueda vacunarse, llame a su médico si tiene alguna duda y pregunte cuándo puede programar una cita con él o en su farmacia local. También puede averiguar dónde puede vacunarse en cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines o vaccinefinder.org.

Si bien no es un requisito, ponerse la vacuna contra la COVID-19 le brinda la oportunidad de protegerse tanto a usted mismo como a sus seres queridos de contraer COVID-19 en el futuro.

Debería vacunarse aunque ya haya tenido COVID-19.  Es posible infectarse más de una vez, por lo que vacunarse es una opción segura.

Actualmente, la vacuna de Pfizer-BioNTech está recomendada para personas de 12 años en adelante. Las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson están recomendadas para personas mayores de 18 años.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacuna contra COVID-19 para las mujeres embarazadas. Si tiene preguntas sobre la aplicación de la vacuna, se recomienda que consulte a su médico para tomar una decisión informada

Se considera totalmente vacunado dos semanas después de la última dosis, es decir, la segunda dosis de las vacunas ARNm de Moderna o de Pfizer, o bien, dos semanas después de la dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson.

Para protegerse al máximo de la variante Delta y prevenir el posible contagio a otras personas, use una mascarilla en lugares públicos cerrados si se encuentra en un área de alta transmisión.

 

El uso de una mascarilla es más importante si tiene el sistema inmunitario debilitado o si, debido a su edad o a una enfermedad subyacente, tiene mayor riesgo de padecer una enfermedad grave, o si alguien de su familia tiene el sistema inmunitario debilitado, tiene mayor riesgo de padecer una enfermedad grave o no está vacunado. Si este es el caso para usted o para su familia, podría decidir usar una mascarilla independientemente del grado de transmisión en su área.

 

Las personas totalmente vacunadas que hayan estado en contacto cercano con una persona que se sospecha o se confirma que tiene COVID-19, deberán someterse a un análisis entre 3 y 5 días después de la exposición y usar una mascarilla en lugares públicos cerrados durante 14 días o hasta que reciban un resultado negativo del análisis.

La variante Delta es altamente contagiosa, casi el doble que las variantes anteriores.

Algunos datos sugieren que la variante Delta podría causar una enfermedad más grave que las cepas anteriores en personas no vacunadas.

Las personas no vacunadas siguen teniendo el mayor riesgo de padecer enfermedades graves, hospitalización y muerte.

Las personas totalmente vacunadas con infecciones por la variante Delta pueden transmitir el virus a otras personas. Sin embargo, las personas vacunadas al parecer son infecciosas durante un período de tiempo más corto.

Las vacunas son altamente eficaces, incluso contra la variante Delta.

Un pequeño porcentaje de personas que están totalmente vacunadas pueden contraer COVID-19 si se exponen al virus que la causa. Estos se llaman "casos de infección en personas vacunadas". Esto significa que, aunque las personas que han sido vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermar, todavía ocurrirá en algunos casos. También es posible que algunas personas totalmente vacunadas tengan infecciones, pero no presenten síntomas (infecciones asintomáticas). Los especialistas continúan estudiando la frecuencia de estos casos.

Si se enferma de COVID-19 después de la vacunación, sus síntomas podrían ser menos graves

Las personas totalmente vacunadas tienen muchas menos probabilidades de ser hospitalizadas o morir que las personas con factores de riesgo similares que no están vacunadas.

¡La seguridad de la vacuna contra la COVID-19 es una prioridad absoluta! La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) revisa cuidadosamente todos los datos de seguridad de los ensayos clínicos y autoriza el uso de la vacuna de emergencia únicamente cuando los beneficios esperados superan los riesgos potenciales. Las vacunas contra la COVID-19 se probaron en amplios ensayos clínicos para garantizar que cumplen con los estándares de seguridad.

Es posible que tenga fiebre después de recibir la vacuna. Esto es normal, ya que su cuerpo crea inmunidad y combate futuras exposiciones a la COVID-19. Es posible que se sienta mal después de vacunarse. Puede presentar fiebre, dolor de cabeza o dolor en el cuerpo. Se trata de la reacción de su cuerpo a la vacuna, que es una respuesta normal. Es importante saber que es imposible contraer COVID-19 a través de la vacuna. Las vacunas que se utilizan actualmente y otras que se están desarrollando no contienen un virus vivo.

No. La vacuna contra la COVID-19 no tendrá costo para usted. No necesita recibir una autorización previa para vacunarse.

Llame al centro/proveedor que le administró la primera dosis para preguntar sobre la información de su vacuna y verificar su segunda cita/ubicación.

El proveedor debería haber programado una segunda cita con usted en el mismo centro cuando recibió la primera dosis. Sin embargo, puede recibir su segunda dosis con otro proveedor/centro; para ello, debe presentar su tarjeta de registro de vacunación contra la COVID-19.

Sí.

  1. Llame a Iowa Total Care al 1-833-404-1061 (TTY: 711).
  2. Oprima 2 para comunicarse con Servicios para Miembros.
  3. Oprima 1 para comunicarse con servicios de transporte.

La preocupación y la ansiedad pueden aumentar por la propagación de la COVID-19. Es natural preocuparse por amigos y familiares que viven en lugares donde la COVID-19 se está propagando o por el avance de la enfermedad.

  • Cuide su cuerpo. Haga respiraciones profundas, estiramientos o medite.
  • Conéctese con otras personas. Comparta sus preocupaciones y sentimientos con un amigo o familiar. Mantenga relaciones saludables y la sensación de esperanza y pensamientos positivos.
  • Comparta con otras personas información sobre la COVID-19 y el riesgo real. Las personas que han regresado de áreas de propagación en curso hace más de 14 días y no tienen síntomas de COVID-19 no ponen en riesgo a los demás.
  • Para obtener más información, consulte las sugerencias de los CDC sobre salud mental y afrontamiento durante la COVID-19.